martes, 9 de agosto de 2016

Me leen en China: curiosidades del mundo blogger



 Bueno...eso de que me leen es mucho decir, seguramente algún chin@ despistao entra al blog por equivocación el tiempo justo para que Google registre su visita y yo me lleve una alegría pero también podría ser un lector ¿o no? Por si acaso...¡hola lector de China! ¡Gracias por visitar Estacasa!

 Y gracias también a los lectores de Francia, que entran en cuanto publico ¡gracias!. Y de Bégica ¡hola lectores belgas!. Y de Alemania, que desde hace unas semanas se está animando. ¡Hola a todos! Y desde luego a EEUU, el país del que más visitas tengo después de España. Claro que lo de las visitas puede ser engañoso, por tener las tengo de Vietnam, de Arabia Saudí y de Trinidad y Tobago. Hay gallegos en todas partes, está claro ¿Será verdad que hay un gallego en la luna? Seguro que sí...y ese no me lee, ¡vaya por dios!

 Me interesa desde hace años el mundo de los blogs porque como ya expliqué aquí durante muchos años fuí una lectora compulsiva asidua de muchos de ellos, así que para mi es interesante adentrarme ahora en las tripas de un blog e intentar sacarlo a flote. Es un proceso complejo para una aficionada al formato, pero con un desconocimiento total de la herramienta que lo sustenta. Desde ese desconocimiento estoy aprendiendo mucho ¡y lo que me queda! Y las conclusiones a las que llego cuando apenas soy beibibloger son, cuando menos, sorprendentes.

 Como curiosidad: en Latinoamérica apenas me leen. Si cuando empecé me hubiera parado a pensar en qué país me leerían más, fuera del mío propio, seguro que cualquiera de habla hispana hubiera sido mi opción. O Portugal. Pues nada más lejos de la realidad, de Latinoamérca visitas contadas y de Portugal, ni una. Como ya digo es en USA dónde más lectores tengo tras España, otro sorpresón, seguido de Francia y Bélgica. Y las temáticas: este es sobre todo un blog de maternidad pero hasta la fecha las entradas más leídas son las relativas al trabajo. Todas las que tratan la conciliación tienen "tirón", se ve que por el mundo adelante tampoco están las cosas mucho mejor. 

 Otra curiosidad: para salir en Google hay que currárselo. Yo pensaba que si publicabas en internet sólo tenías que buscarte luego en Google para salir, y no. No funciona así. Tienes que tener un determinado tráfico de visitas, enlazar a otras webs, publicar en redes sociales, en definitiva, tienes que darle vidilla al blog si quieres que Google sepa que existes. Y ahí estoy, a vueltas con las redes sociales, todo sea por mi babyblog.  De hecho un número muy importante de lectores entra a través de Facebook. Y el día que me incorporé a twitter las visitas al blog se dispararon. Un bloguero sin twitter es como un jardín sin flores peeeero... lo mío con el pajarito azul no va bien, no hay feeling, no nos entendemos,prefiero mil veces a la Galiña Azul ¡dónde va a parar! Aún así no me queda más remedio porque yo, como Belén Esteban, por mi blog ma-to. Cualquiera diría que parí a mi tercer hijo.

 Otra cosa que me llama la atención es que la gran mayoría de los usuarios entra usando Android. Soy una analfabeta tecnológica, ya lo saben, pero hasta yo sé que eso significan que me leen desde el móvil. No es que me extrañe, es sólo que como lectora yo era de las que se acomodaba en la cama con el portátil en el regazo, disfrutando. Sin embargo mucha gente usa el móvil y entra por las mañanas, ahora también empiezo a hacerlo yo, en la pausa del café.

 En resumen, nada está resultando como yo lo hubiera anticipado, y me parece muy interesante. Ya dije que estoy como niña con zapatos nuevos. Sólo falta que alguien se anime a dejar un comentario; sé que da yuyu, y perezón, yo leía y leía y no comentaba jamás, como el 90% de los lectores asiduos de blogs según leí hoy mismo. ¡Lectores de EEUU, Francia, Bélgica, Alemania...!¡Manifestaos, dadme esa alegría! Y seguid leyéndome, eso siempre. Pensad que cada vez que visitais Estacasa vuestro país se pone de un color verde más intenso en las estadísticas (que motivación más pobre, pero hoy no doy para más).


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres decirme algo? Cuéntame...