jueves, 9 de marzo de 2017

Colaborando, que es gerundio



  Como seguramente sabeis ya, el propósito último (y a veces el primero) de todo blogger que se precie es forrarse gracias a su criatura y vivir del cuento. Digo de rentas. O sí, digo bien del cuento, de contar cosas en definitiva, que es de lo que va esto. Soñamos con pegar el pelotazo padre, escribir, y retirarnos. Soñamos, insisto, que es gratis, es divertido y no hacemos mal a nadie. Y además es la salsa de la vida. Me pasma la cantidad de veces que leo obviedades del tipo "persigue tus sueños..." ¿Es que alguien necesita que se lo digan? Pero me voy por los cerros de Ubeda...


 A lo que iba. Los bloggers soñamos con triunfar con nuestra bitácora y yo no soy menos. ¿Qué se entiende por triunfar? Pues ahí está la cosa...para mi es captar al público. Que exista un eco, que las visitan aumenten...en definitiva: que me leais. Ese es el fin primero de los blogs personales. Escribimos por que nos gusta y por que nos divierte, como dirían Los Ronaldos, pero si no tuviésemos lectores seguro que no nos divertíamos ni la mitad, al menos yo. Si no fuese así escribiríamos en un word (iba a poner en una libreta, soy jurásica) Y en ello estoy, los lectores sois mi motivación. Y mi satisfacción más grande.

 Como digo ese es el fin primero pero amigos míos, el último es monetizar el blog (en cristiano, ganar pasta con él). Como digo en mi presentación soy cero consumista y mi interés en productos infantiles, moda y demás asuntos comerciales es prácticamente nulo, lo que augura un mal futuro para mis ansias de riqueza blogueril. Pero hete aquí que recibí un amable correo (que imagino similar a otros cientos enviados a muchos blogueros) proponiéndome una colaboración entre el portal Lionshome, dedicado al hogar y la decoración, y servidora, consistente en incluir a Estacasa en dicho portal a cambio de publicar en el blog su logotipo con un enlace. Un quid pro quo en toda regla. Y tras pensármelo unos días y estudiar bien la web he decidido aceptar. Teneis el enlace a Lionshome arriba a la derecha (...y la lupa a mano, espero, porque prometieron un logotipo pequeño y a fe que lo cumplen. O eso, o no sé que fistro hice al enlazarles... espero no cargarme la colaboración antes siquiera de empezar).

 Obvio es decir que no hay ni un céntimo de por medio pero en España celebramos la primera piedra de cualquier cosa, no sea que nos dé un parraque al día siguiente y nos perdamos una fiesta...así que yo no iba a ser menos. Esta es la primera piedra de mi imperio blogueril (al que se ría lo collejeo) y no hay más que hablar. Y aquí estoy, celebrando con vosotros que una web seria, bonita y profesional dedicada a poner la casa primorosa me proponga una colaboración. En nada las visitas cruzadas atraerán nuevos lectores, que generarán nuevas colaboraciones, que a su vez incrementarán las visitas exponencialmente hasta atraer nuevas propuestas con parné de por medio...lechera dixit. Convencida estoy. 

 Es lo que hablábamos, ¡soñar es divertido!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres decirme algo? Cuéntame...