miércoles, 26 de julio de 2017

Desaparecida en combate


   Que no, que nooo, que no estoy desaparecida en combate. Sigo aquí: entre maricosas y pitopótamos, entre márgenes y descubiertos, entre la ventana que no cierra y la ducha rota, el parque de los páfaros y la playa, los préstamos y los seguros de vida, el súper y el pato wc...
  

  La razón de llevar tanto tiempo sin escribir se debe a las vacaciones y a la mala salud. Las primeras porque curiosamente me restan tiempo...o ganas...o tiempo y ganas. Cuando "las vacaciones" son ese período en el que no acudes al trabajo remunerado sino que te dedicas full time al binomio nenes&casa, sin un minuto de descanso, se traducen en un cansancio total que te deja sin ganas de escribir...y no porque falten temas, ¡al contrario! Lo que falta es el ánimo de...y neuronas activadas, que escasean, bastante, sobre todo a la hora golfa que es cuando a mi me da por teclear.

 En cuanto a la mala salud pues eso, ¡qué os voy a contar! Fue incorporarme y acatarrame, los "veranos" del norte es lo que tienen. Vamos, que tienen de verano lo que mis vacaciones de vacaciones. Estuvimos todos acatarrados y fiebrosos por casa y yo no fui menos. Voy mejor, antibiótico mediante. He recuperado la voz y ya no toso como si no hubiese un mañana. Y el Rubio igual. Ahora son el Moreno y el papá los que están regular, esto va así: los bichos nos tumban a todos, no sea que nos celemos.


 Después, aunque en menor medida, otras cuestiones me han tenido entretenida este mes de Julio. Mucha cita médica por haches o por bes, mucha visita de familia y amigos y mucho cansancio también, pues el papá trabaja de noche todo este mes y me toca relevarlo durante el día en lo posible para que él pueda dormir. Así,viviendo los adultos como los operarios de una fábrica en dos turnos, vamos pasando Julio como podemos, con la vista puesta en Agosto y las dos semanas en las que, esperemos, las vacaciones lo sean de verdad.

 El Moreno y el Rubio os mandan saludos y os cuentan que toses y mocos aparte están estupendos. Que la playa es genial aunque siempre está mofada y los mofa a ellos también de paso, el mar es lo que tiene. Que están muy liados jugando, comiendo y viendo la tele, mira, ¡como los jubilados! ... pero en versión pasada de vueltas. Que se acuestan a las mil y monas con la idea de que se levanten tarde, con lo que primero me dan por c...  saco a mi por la noche y luego a su padre por la mañana, recién llegado él de trabajar, porque madrugan más o menos igual. Que la operación pañal va por días, a veces genial, a veces como el c... rosario de la aurora y que a veces (pocas) obedecen y entienden lo que se les dice. Sí amigos, a veces ocurre y cuando pasa me inflo como un pavo. 

 Tengo muchas cosas que contar y espero que en agosto, cuando vuelva a disponer de un rato largo entre que se acuestan ellos y les siga yo, pueda retomar el blog. ¡Lo voy a recuperar con ganas!

 Felices vacaciones, ¡a los que las tengais! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres decirme algo? Cuéntame...