martes, 5 de enero de 2016

De cabalgata...




Sé que estabais preocupados, por eso corro a contaros que hemos regresado sanos y salvos de nuestra primera cabalgata, sin lesiones dignas de mención.

 Había policía, camiones de bomberos, gente atropellándose (-nos) para coger un buen sitio y antidisturbios disfrazados de pajes intentando dispersar a la masa a base de cañonazos de caramelos; o eso o es que hay mucha cuenta pendiente entre los vecinos, que en los pueblos ya se sabe.

 ¿Seguro que las cabalgatas son para niños?? No sé yo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres decirme algo? Cuéntame...